Feeds:
Entradas
Comentarios

Bueno chicas, algo totalmente distinto en mi blog, pero quería contarles de estos dos productos que tengo conmigo. Son de Natura y se ven bastante buenos. 

Llegaron literalmente hoy y estoy ansiosa de probarlos, aunque ya les tengo una primera impresión. 

  1. Natura Una: Blur Me

Este producto me encanto, puede que no “sea la gran cosa” comparado a otros productos del mercado, pero lo encuentro muy bueno. Es un producto a mi opinión muy innovador, es como un primer de rostro, pero no es un primer (¿se entiende?). 

Partamos que es un producto netamente cosmético que promete disimular cualquier tipo de señal sean poros, líneas de expresión y (en mi caso al usarlo por primera vez) me disminuyó las rojeces (no completamente, tampoco lo promete). Me dejó el rostro muuuuuuy suaaaaave y me unificó incluso mi tono de piel por lo que se podría usar sin maquillaje y además, me disminuyó notablemente (cuaticamente) la olemos idas de la piel. 

Ahora este producto se usa antes del maquillaje (por eso digo que es como un primer) y promete prolongarlo. 

El contenido es de 30 ml. y tiene un precio de $10.200. 

  1. Natura Plant: Cápsulas Capilares Fortificantes. 

Este otro producto, es un Tratamiento de 30 días para el cabello, específicamente para las puntas. 

Promete: repara la estructura interna, tener un cabello más fuerte y hasta 4 veces menos puntas abiertas (¡qué maravilla!). 

Es para TODO tipo de cabello y se tiene que aplicar doble el pelo seco y yo logré notar de manera inmediata como mis puntas se sentían más suaves y desenredadas. 

Este producto no está en el catálogo vigente, viene en el ciclo 07 (Chile) y vendrán con un precio oferta de $6.300 (precio normal $7.900). 

Ambos productos los usaré a prueba durante estos 30 días, pero como primera impresión: ¡maravillosos!

Besos gordos
Cami Aranfu 


Twitter, Instagram y Snapchat: CamiAranfu

¿Olvido?

Hace poco me preguntaron qué es lo que me gustaría olvidar de mi vida… Si, eso mismo… Una de esas preguntas con las que te evalúan ligeramente todo, desde tu reacción a la pregunta hasta tu respuesta…

Esta es mi respuesta: 

¿Olvidar? 

Yo no quiero olvidar, sino más bien recordar… Recordar siempre aquella sonrisa, aquellos abrazos… Aquellas ganas de salir adelante y hacer cosas bellas. 

¿Olvidar? 

Yo no quiero olvidar nada… No quiero olvidar a nadie, porque aunque sean malos recuerdos así no olvido lo que aprendí…

¿Por qué?.. Porque gracias a esos recuerdos soy quien soy ahora, me hice  fuerte y salí adelante… Soy diferente…

¿Y los buenos recuerdos? 

Esos los llevo conmigo, en mi corazón y sonrió cada vez que pienso en ellos… 

Besos gordos,

Cami Aranfu

Twitter e Instagram: @camiaranfu 

¡Qué tema! ¿Han tenido esas crisis existenciales de la vida donde no saben qué quieren hacer, en un momento dado, en una situación…. en la vida? Creo que todos lo hemos sentido, todos las hemos tenido y yo las denomino: dilemas de la vida interplanetaria.

Los objetivos de vida…. El futuro…

Cuando somos pequeños nuestro gran objetivo de vida (bueno, en realidad de nuestros padres) es ser felices, estar sanos y crecer: SIMPLE.

El tema se va “complicando” un poco cuando van pasando los años.

Seguir leyendo »

Frase

 Algo que siento que es importante, algo para compartir… Estos es lo que pienso.  

Amistad o dependencia

Hace poco escuche decir a una persona que la amistad causaba dependencia… what?..

Hablemos un poco. La amistad o cualquier relación interpersonal es algo muy delicado, de un día a otro puedes entablar una relación como de la misma forma la puedes romper… pero aquí va mi opinión.

Si hablamos de la amistad propiamente tal, muchos creemos que existen niveles de ella o diferentes tipos de amigos, que el amig@ de la infancia, que de la adolescencia, que del colegio, la universidad, del carrete, de los consejos y de las conversaciones que duran horas y horas…. y los facebook, pero si causan dependencia o no, es algo super relativo que va relacionado con la o las personas que involucran esa amistad. Si creo que la amistad puede “causar” una costumbre o rutina, en especial cuando se ve a ese amig@ o mejor amig@ siempre y casi a diario… pero también creo firmemente que una amistad se forja y construye con el tiempo, ya que el tiempo nos a las directrices invisibles para conocer a una persona y confiar en ella, no como cuando eramos pequeños e íbamos a (literalmente) cualquier lado, veíamos a una persona como de nuestra edad y al segundo después de decir hola (siempre y cuando te respondían de vuelta) tenías un amigo nuevo…

En lo personal, la amistad para mi es como algo sagrado, tengo 3 mejores amigas si de títulos hablamos, cada una distinta a la otra, a cada una la conozco desde tiempos distintos y a cada una la veo con una “frecuencia” de tiempo distinto, de hecho, pueden pasar meses sin ver a alguna de ellas, pero es como si no existieran días de por medio cuando nos juntamos. Eso es lo lindo, eso es amistad… para mi…

Ahora si causa o no dependencia… puede ser, pero no debería… o sea, siento que eso causa problemas… y no sólo en una relación de amistad, sino que en cualquier relación interpersonal que surgió de manera natural… no creo que debería ser una obligación a la larga tener una relación con una persona (cualquiera sea esa relación) si como personas individuales no nos sentimos cómodos en ella… si como personas individuales perdemos nuestra esencia.

Pero a la larga, en mi opinión, una amistad es aquella que dura por años, sin que las tonteras que puedan surgir en el camino como: cahuínes, mentiras, engaños, idioteses… celos… destruyan eso tan lindo que existe entre los seres humanos.

Disfrutemos eso que tenemos, sentimientos, emociones y vivamos por nosotros y no por otros porque nos “obliguen” o porque “dependamos” de ello…

Y lo otro, una amistad o relación se construye y se fortalece con la confianza… no nos traicionemos, no perdamos eso tan lindo que podemos lograr, porque solo conseguiremos amargarnos, y si eso te hacen a ti: Sonríe, vienen cosas mejores, no era real y no tengas resentimiento, porque si alguien te decepciona o te “jode” es porque no es sincero ni con ella misma… lo importante es que ante todo, sea lo que sea: TÚ estés bien!

Les cuento, a modo de ejemplo que, a una de mis mejores amigas, Daniela, la conozco de hace 18 o 19 años (perdí la cuenta) y sinceramente nos vemos muy poco en un año, pero cuando nos vemos somos como unas viejas que se sientan (o caminan por harto rato “vitrineando sin vitrinear”) y conversan de todo, de lo pasado, de lo que estamos haciendo, de lo que pensamos y de lo que queremos hacer y eso es un ejemplo claro de amistad… ninguna le recrimina a la otra que no nos hemos visto en unas semanas o meses y que por eso ya no hay amistad, ninguna le dice a la otra ingrata por no llamar, al contrario, estamos pendientes de la otra sin expresarlo, nos llamamos, conversamos, nos entendemos sin decir nada, pero no dependemos de la otra porque, en la circunstancia en que nos conocimos, en que nos hicimos amigas a como estamos ahora, cada una tiene su ambiente, su vida, pero… pero no por eso no somos amigas… al contrario, le da fuerza a esa amistad.

 

~ Cami Aranfu

 

La que era yo – prologo

Tus últimas palabras…

Tus últimas palabras creo que nunca las olvidé, y también creo que es cierto lo que dicen algunos, que las últimas palabras que te dice una persona su más aún una especial para ti, quedan grabadas por siempre en tu cabeza. Si, en la cabeza o mejor dicho en el subconsciente que no te deja descansar y que aparecen cada vez que no necesitas hacerlo y te hacen dudar, pensar, meterte tanto en tu mundo como si fuera un pozo tan profundo, del cual cuesta salir… porque esas palabras que me dijiste, tus últimas palabras dirigidas a mí, no me las guardo en el corazón, a pesar de que no me dejan estar tranquila.

Como sea, es extraño como algo que nos dicen (de repente) cuesta que se olvide, me refiero a que por ejemplo, cuando estamos en el colegio y nos enseñan las tablas de multiplicar, nos demoramos meses en aprendérnoslas y memorizarlas y sólo con el tiempo y su uso continuo en diversos ejercicios no se llegan a olvidar. Pero esas palabras, las últimas que escuchamos de alguien, quedan grabadas como cuando escuchamos una canción en la radio, internet, en la calle, en un tienda, en donde sea y, es tan pegajosa y de esas que tanto te gustan que queda grabada en tu mente en tres segundos, y lo único que quieres es poder buscarla en youtube o spotify y ver quien la canta o como se llama esa canción, y es cosa de esos casi tres o cinco minutos que dura la canción, que te la empiezas a aprender poco a poco, comienzas a repetirla a cada momento por mucho tiempo y queda grabada en tu memoria como si fuese algo que nació contigo.

Pero tus últimas palabras, las siento tan profundamente que me duele en cada parte de mis sentimientos, de mi cuerpo… “Nunca lograrás nada en tu vida”… “nunca lograrás nada en tu vida”… “nunca lograrás nada en tu vida”… “nunca”…

No lo entiendo. No entiendo que te llevó a decir eso.

Gracias.

Gracias por decirlo en voz alta. Gracias por no guardártelas. Gracias porque, con esas últimas palabras que por más que dolieron y siguen doliendo me alientan y animan a traspasar cada barrera que encuentro en el camino. Gracias a ti…

A pesar de que no las olvido, de que no te olvido y de que no logro enterrarte en lo más profundo de mis recuerdos, te dejé de querer… y sé que en cualquier momento dejarás de existir para mí. No eres nadie en mi vida y ese es mi mantra: no eres nadie para mí.

Pero lo más extraño, es que no estás muerto, y esas no han sido tus últimas palabras, aunque lo fueron para mí. Y sí, quiero que no existas y me encantaría decir que tu vida ya no es nada en mi vida, en mi existir; que ya no despierto todos los días, me levanto, que tomo mi desayuno habitual (ese que tú me preparabas y me enseñaste a hacer) en el mismo lugar, con las mismas cosas, a la misma hora…. Pensando en ti. Me gustaría decir que ya no salgo todos los días a mi trabajo, haciendo el mismo recorrido que utilizabas tú para ir a dejarme sin atrasos sin pensar en ti (¿recuerdas que nos levantábamos una hora más temprano para hacer un trayecto más largo, mientras escuchábamos the reason de Hoobastank y she will be love de Maroon 5, pero en versión acústica porque era mil veces mejor que la canción del álbum… y si no escuchábamos esas canciones nos sentíamos vacíos y hasta a veces… peleábamos?)…

… Prometo que esas últimas palabras que me dijiste será lo último que escuche de ti.

Tus últimas palabras se llevaron la que era yo. Ahora debo recordarlo omitiendo tu existencia. Debo recordar la que era yo antes de ti, para seguir adelante.

Tus últimas palabras las tengo que olvidar.

A %d blogueros les gusta esto: